Por favor, use este identificador para citar o enlazar este ítem: http://dspace.utb.edu.ec/handle/49000/1447
metadata.dc.type: bachelorThesis
Título : El consumo excesivo de carbohidratos y su influencia en personas con diabetes mellitus de 20 a 64 años, “23 de noviembre”, cantón Puebloviejo, provincia de Los Rios, abril – octubre 2014
Autor : Zamora, Plutarco
Aguirre Romero, Mayra Fernanda
Gallegos Mosquera, Isrrael Benjamin
Palabras clave : Diabetes Mellitus;Metabolismo de hidratos de carbono
Fecha de publicación : 2014
Editorial : Babahoyo, UTB 2014
Resumen : La diabetes es un conjunto de trastornos metabólicos, que afecta a diferentes órganos y tejidos, dura toda la vida y se caracteriza por un aumento de los niveles de glucosa en la sangre: hiperglucemia. La causan varios trastornos, siendo el principal la baja producción de la hormona insulina, secretada por las células β de los Islotes de Langerhans del páncreas endocrino, o por su inadecuado uso por parte del cuerpo, que repercutirá en el metabolismo de los hidratos de carbono, lípidos y proteínas. Los síntomas principales de la diabetes mellitus son emisión excesiva de orina (poliuria), aumento anormal de la necesidad de comer (polifagia), incremento de la sed (polidipsia), y pérdida de peso sin razón aparente. La Organización Mundial de la Salud reconoce tres formas de diabetes mellitus: tipo 1, tipo 2 y diabetes gestacional (ocurre durante el embarazo), cada una con diferentes causas y con distinta incidencia. Las otros dos conjuntos de causas del fallo renal crónico son las lesiones glomerulares y las causas vasculares, la nefroangioesclerosis secundaria a patologías como la hipertensión arterial, las dislipemias (los niveles de colesterol o triglicéridos elevados en sangre) o el tabaquismo. Si se padece una enfermedad sistémica que puede afectar al riñón, como la diabetes o la hipertensión arterial, debe tenerse un control estricto de estas patologías y realizarse controles periódicos de la función renal. Además, debe procurarse evitar el uso indiscriminado y sin supervisión médica de medicamentos como antiinflamatorios y algunos antibióticos. Del mismo modo, para asegurar un aporte adecuado de sangre al riñón y su correcto funcionamiento, se debe mantener una dieta equilibrada, consumir 1,5 -2 litros diarios de agua y hacer ejercicio físico de forma regular.
URI : http://dspace.utb.edu.ec/handle/49000/1447
Aparece en las colecciones: Tesis-Licenciatura en Laboratorio Clínico

Ficheros en este ítem:
Fichero Descripción Tamaño Formato  
T-UTB-FCS-LAB-000046.pdfTESIS A TEXTO COMPLETO3,27 MBAdobe PDFVisualizar/Abrir


Este ítem está sujeto a una licencia Creative Commons Licencia Creative Commons Creative Commons